Esta pareja hace una solicitud muy atrevida al refugio de animales donde recientemente adoptaron a su cachorro

Christina y su novio Vincent decidieron desde el principio que su familia ideal sería un padre, una madre y dos niños dulces con poca diferencia de edad, de modo que los niños pudieran crecer y jugar juntos. Pero, como mucha gente sabe, formar una familia no es algo que «hagas» simplemente. Tener hijos y criarlos es un trabajo difícil pero satisfactorio. Así que la mayoría de los padres quieren estar 100 % seguros de que están listos. Christina y Vincent sintieron lo mismo, y llegaron a la conclusión de que aún no estaban listos pero que querían dar el siguiente paso. ¿Por dónde deberían empezar? El «siguiente» paso para Christina y Vincent fue adoptar un cachorro del refugio de animales.

Raven
Como dije: cada familia tiene que comenzar por algún lugar, por lo que Christina y su prometido decidieron ir al refugio de animales para adoptar un perro. Después de ir a varios refugios, encontraron un hermoso cachorro de Tamaskan, llamado Raven, que se ganó sus corazones al instante. Sin ninguna duda, la pareja decidió adoptar a Raven y llevársela a casa. Raven había encontrado un nido cálido, con dueños amorosos. Pero las cosas cambiarían rápidamente para el cachorro adorable…

Bienvenida a casa
Raven no tardó mucho en acostumbrarse a su nuevo “hogar”, pero a medida que Christina y Vincent la conocían mejor, comenzaron a cambiar de opinión acerca de su decisión de llevarse al cachorro. Esto se debió a un cierto problema que pronto se hizo imposible de ignorar. ¡Lee más aquí!