¿Sueles tener cardenales sin explicación? ¡Esta podría ser la causa!

¿A ti también te ocurre que suelen aparecerte hematomas de forma repentina? ¿Y, por más que pienses, no puedes descubrir cuál es la causa? Puedes dejarlo estar y esperar a que desaparezca… Pero también puede ser una señal de tu cuerpo, que te indica que te ocurre algo mucho más peligroso o dañino. No tienes que entrar en pánico inmediatamente, ni revisar cada milímetro de tu cuerpo para ver si tienes cardenales, porque lo más probable es que no esté pasando nada importante y que te hayas tropezado accidentalmente con algo. Pero, para asegurarse, es bueno leer las 9 razones, porque nunca se sabe.

1. El uso de ciertos remedios.
La aspirina y otros anticoagulantes, antibióticos y esteroides pueden hacer que la sangre coagule con menos rapidez. Si usas alguno de estos remedios, hay altas chances de que tengas cardenales con más facilidad, incluso con una protuberancia suave que no duele en absoluto. Algunos suplementos, como el aceite de pescado y el ginkgo, también pueden causar esto. Atención: no dejes de tomar tus medicamentos si sospechas que es la causa de hematomas inexplicables. Haz una cita con el médico y coméntale tus sospechas.

2. Falta de vitamina C.
El cuerpo necesita vitamina C para sanar adecuadamente. Si tienes bajos niveles de vitamina C, puede ser que los cardenales no sanen tan rápido como antes.

¡Sigue leyendo en la próxima página!

ADVERTISEMENT